Inicio Avance Estelar Conoce la rutina perfecta para dormir a los bebés

Conoce la rutina perfecta para dormir a los bebés

Aquí te mencionamos algunos consejos que te ayudan a mejorar el sueño de tu bebé.

Lograr que nuestros pequeños concilien el sueño es un poco agotador, ya que muchas veces, durante el día ha tenido una siesta bastante prolongada para la llegada de la noche no desean dormir.

En ese sentido, ¿cómo podemos lograr que nuestros niños vayan a dormir en una hora determinada? La especialista en el sueño, Olga Sesé, señala que conseguirá solo la necesidad de constancia y paciencia.

Es importante decir que las rutinas de sueño deben comenzar a establecerse a edades tempranas. Alrededor de las 6 y 8 semanas, el bebé ya está preparado para comenzar a trabajar en una rutina.

Para que este proceso no sea tan difícil de realizar, es esencial reducir el nivel de actividad aproximadamente entre 20 y 30 minutos antes de comenzar la rutina para ir a dormir y cambiar los juegos más movidos por otros más silenciosos. Además, en este artículo mencionamos algunas ideas y sugerencias tomadas del libro National Sleep Foundation.

  1. Baño relajante.

Bañar a su hijo antes de acostarse puede relajarlo; Sin embargo, si su bebé se pone nervioso durante los baños o no los disfruta, probablemente sería mejor eliminarlos del ritual nocturno y realizarlos en otro momento del día.

2. Masaje calmante

El masaje es un método de relajación, así como el baño, que ayudará a su hijo a sentirse tranquilo. También prepara a su bebé para dormir y le ayuda a asociar sus sentimientos de calma y relajación con el sueño y su cuna.

3. Leer una historia

Esta actividad entre padres e hijos es muy importante para estar más conectados con la familia, así como para aprender a reconocer nuevas palabras.

4. canta una cancion

Las canciones de cuna siempre han sido una forma de ayudar a un bebé a quedarse dormido, por lo que puede elegir buscar algo en Internet o también canturrear. La suave melodía de tu voz traerá mucha calma interior.

5. Apaga la luz

Cuando oscurece, el cerebro produce una hormona llamada melatonina, que induce el sueño. Para mantener el ciclo de luz-oscuridad, verifique que la habitación del niño esté oscura. Por la mañana, la habitación debe estar encendida para reducir la melatonina y ayudarlo a levantarse.

No olvide que para poder establecer en su hijo el tiempo para ir a dormir, debe ser constante y mantener un cierto tiempo.